Desde que el pasado 26 de junio entró en erupción el volcán Sierra Negra, ubicado en la isla Isabela, la más grande de Galápagos, ha generado más de 200 sismos.

Los movimientos telúricos van desde 2.7 hasta 3.6 grados de intensidad, informa el Instituto Geofísico de la Escuela Politécnica Nacional.

El Geofísico insistió en la recomendación de no acercarse a la zona de actividad.

En el último informe advirtió que la actividad eruptiva del volcán sigue y en caso de encontrarse en zona de gas volcánico o caída de ceniza tomar las debidas precauciones.

Esta semana las actividades turísticas continuaban suspendidas en la zona de influencia y técnicos del Parque Nacional Galápagos realizan expediciones diarias para comprobar la afectación de la lava al ecosistema de la isla, especialmente flora y fauna.

Las autoridades, sin embargo, aclararon que en Puerto Villamil las actividades laborales y turísticas se desarrollan normalmente.

Fuente: El Telégrafo