Este jueves 28 de junio se dio cita la audiencia por la Acción de Protección propuesta por el asambleísta de Galápagos Washington Paredes, quien busca que la empresa de transporte Lobito no pueda operar en la isla Baltra. Paredes asegura que Lobito no ha seguido el proceso de licitación como es debido.  La audiencia dejó como resultados una medida cautelar temporal, hasta que el juez Milton Bojorque pueda analizar toda la documentación del proceso.

Por otra parte, representantes de esta nueva empresa, confían en que el juez Bojorque hará respetar la ley, no permitiendo así, “presiones por parte de transportistas”, afirmaron.

Alegan que antiguos transportistas no permiten que esta empresa ofrezca sus servicios, mientras que por otro lado, aseguran contar con el respaldo de la comunidad, quienes en repetidas oportunidades han manifestado la solicitud de nuevos buses y mejores servicios  a beneficio  de los residentes y  también turistas.

Los representantes de Lobito afirman que pondrán la documentación de este proceso a disposición de la comunidad galapagueña para su respectiva revisión y así esta pueda ser quién juzgue ambos procedimientos.