La película ecuatoriana ‘Agujero Negro’ cuenta la vida de un escritor que quiere crear una libro que trascienda. Mientras se enfrenta con la obligación de convertirse en padre y contra el amor prohibido que surge con una adolescente.

La cinta de Diego Araujo se llevó el Premio del Público en la 5ª edición del Festival Latinoamericano de Cine de Quito (Flacq) donde fue vista por primera vez en Ecuador. Antes ya tuvo su debut mundial en la última edición de Bafici, en Buenos Aires.

La primera parte de la película fue financiada con un proceso de crowfunding en el que se recaudó fondos a través de internet y a cambio de los aportes se ofreció recompensas que iban desde un agradecimiento oficial en las redes sociales hasta una estadía de tres noches en una exclusiva villa en las islas Galápagos, que son reconocidas mundialmente por sus atractivos naturales.

La trama, trata sobre Víctor (Víctor Arauz), un escritor joven que busca crear una gran novela, después de haber sido seleccionado entre los 25 mejores secretos guardados de la Nueva Literatura Latinoamericana, en la Feria Internacional del Libro de Guadalajara.

Mientras enfoca sus esfuerzos en escribir algo majestuoso, Se enfrenta a un gran desafío porque su novia Marcela (Daniela Roepke) está embarazada. Por ello se muda a la casa de su novia en un barrio acomodado de la ciudad, donde siente que no encaja hasta que conoce a Valentina (Marla Garzón), quien le lleva a vivir una segunda adolescencia.

El personaje está atrapado entre las responsabilidades que implica el hecho de ser padre y su parte más individual que solo anhela escribir su libro, mientras permanece desubicado en este departamento donde su único aliento es Valentina.

El filme es una “comedia romántica existencial” y es por ello que se  trabajó en códigos como montaje y la música un poco de ese estilo fantasioso. Pero también hay un descenso del personaje a esta crisis, a este agujero negro de donde surge el nombre.

Fuente: Agencia Andes