Garantizar el derecho a la educación y el libre acceso a la información para los niños, niñas, jóvenes y adultos, es uno de los objetivos prioritarios del Gobierno Nacional.

San Cristóbal, específicamente la Parroquia ‘El Progreso’ cuenta con una modernizada biblioteca, misma que fue cerrada y que tras un convenio entre el Consejo de Gobierno de Galápagos y la Junta Parroquial El Progreso, fue reactivada y readecuada para ser puesta al servicio de la comunidad.

La moderna infraestructura cuenta con al menos 10 computadores y un amplio stock de libros, distribuidos en dos espacios de almacenamiento. Los libros forman parte de la histórica biblioteca, que dejó de funcionar hace más de dos años.

El pedido de reactivación de este emblemático lugar, fue el resultado de las mesas de diálogo mantenidas entre los moradores de la Parroquia y la actual administración del Consejo de Gobierno.

En su discurso la Ministra Lorena Tapia resaltó la prioridad de la gestión en brindar atención a los sectores vulnerables, “espacios como estos permiten a los niños a educarse de mejor manera, iniciar en el hábito de la lectura para que fortalezcan sus conocimientos” recalcó Tapia.

Por su parte Paulina Cango, Presidenta del GAD Parroquial El Progreso, hizo un llamado a la comunidad para que frecuenten dariamente este lugar, “somos testigos de la culminación este proceso y el inicio de otro, les invito a cuidar y a hacer buen uso del mismo que estarà a disposición de toda nuestra comunidad”

“Como no resaltar esta obra, que se pone a disposición de los habitantes de este sector, la biblioteca se complementa con el uso de la tecnología que nos permitirá acercarnos al mundo, y así mismo nos servirá para hacer diversos trabajos” expresó Fabián Páez, Lider de la Escuela Carlos Darwin.

La repotenciación y mejoramiento de la Biblioteca se realizó con una inversión de 72.996.03 dólares, de los cuáles el Consejo de Gobierno asignó 45.136,57 dólares y la Junta Parroquial invertió $27.859,46 dólares, esta importante obra beneficiará a más de 600 personas, que desde el 22 de mayo, hacen uso de las instalaciones.